Inicio

Sentimientos versados para el universo

SIN TÍTULO

¿ Dónde nace la tiranía?
¿entre la maldad y el tedio
o es fruto de la manía?
Y ese pero…
en el te quiero?

Mucho más yo te querría
pero está mi libertad,
hasta ésta linea te quiero
no puedo quererte más,
que si de verdad me entrego
pierdo mi libertad!

Es de egoístas o de tiranos
tal frase?
Debe ser así la vida
y yo aún sin enterarme,
me voy a dormir, es muy tarde.

                                            África Sánchez López

MAÑANA SERÁ OTRO DÍA

Había pensado colmar

de ternura tu pecho,

vaciando de sombras

tu exceso de prudencia,

y creyéndome capaz

de aportar más libertad

a tus enredos,

solo pude encontrar

a pesar de los años,

de mí misma, la locura,

y en tu mirada, silencio.

En zozobras de incompleta dicha,

tenemos momentos y risas,

yo, en la locura encontrada

mucha angustia contenida.

Tú, no lo sabes…

Mañana será otro día.

África Sánchez López

 

NÁUFRAGA

De tanto sentir la vida
bebiendo tormentas de estío
en un mar de caracolas,
subida,
en el navío de tus brazos,
he terminado, naufraga de mi entrega,
quebrando el pulso
de mi propio sostenimiento
para caer en el vacío.
Y a pesar de todo
sostengo mi mirada en el recuerdo
de la desnudez de tu cuerpo,
dando luz al aplomo
de volverte a soñar
en una plácida tarde,
lamiendo huellas del pasado
que yo misma dibujé en tus huesos.
No soporto bien la soledad
de este naufragio,
pero, esperaré mirando al horizonte
la fina arboladura de un velero
en la mirada azul de tus ojos,
si mi nombre ondea
en el pujamen de las velas
o se sostiene en el grátil del foque
no habrá tormenta que retenga
la aventura de sentirme una sirena
en un mar de caracolas.

                                             África Sánchez López

SÓLO APLAUDO,( a las ocho.)

Me estremecen las pérdidas ajenas
aún de aquellos que en la lejanía
son simples estadísticas,
a todos los siento familia
hasta el punto de renacer en mí
un sentimiento trabajosamente olvidado
llamado culpa,
las ausencias con disfraz de muerte
inexplicablemente inevitables
por injustas,
se vuelven en mi carne
arroyos de dolor,
sequedad en mi boca,
pensar que se van sin un adiós
duele mucho más en la memoria.
Se niega el corazón a lo imposible,
a todo lo que llaman
lucha vana, y grito,
para sacudirme el miedo
de las entrañas
con un desesperado basta ya,
déjenme abrir la ventana
y reventar el dolor en los aplausos.
Ese sentimiento trabajosamente olvidado
de la culpa, me hace daño,
pues siento que no es suficiente
armarme de obediencia
y quedarme en casa,
con las despedidas guardadas.
Sin embargo, me encierro
sin encerrar los besos, ni los abrazos,
con cada nombre una espera,
haciéndole un guiño al cielo,
nombres que no conozco y me parecen hermanos,
sobrevuelan en mi ayuda
todos los voluntarios,
vuelvo a encerrarme dentro
y a las ocho, al balcón,
salgo y aplaudo.
Eso, es todo lo que hago.

                                              África Sánchez López

ES TIEMPO…

Se me gasta la verdad en el rostro,
se vuelve lluvia,
manantial que sale de mis ojos
creando archipiélagos en mi cuerpo,
se me doblan los dedos
volviéndose las uñas
cuchillos que cercenan mis muñecas.
Puedo visualizar
las muecas del egoísmo
riéndose de mi dolor.
lo que no sabe, es que ya no sufro,
cuando la sangre sale al exterior,
la liberación comienza,
se invocan las decisiones
y, dices la última palabra.

África Sánchez López

CUESTIÓN DE TIEMPO

Ya no volverá la soledad
a engañarme,
ni el torrente de tristeza
conseguirá adardear
mi corazón,
porque, aunque
me llevará un tiempo
comprender la sinrazón
del cruel abismo
en el han querido sumergirme,
buscaré refugio en las estrellas
que aún me quedan,
arrancaré de mis entrañas
ese brillo
que solía embellecer mis ilusiones,
y se había ido de mí sin darme cuenta.
Ya no volverá la pleamar
a engañarme en el vaivén
de las mareas,
será cuestión de tiempo
y será largo,
pero consciente me preparo
para ser de mí misma
única compañía
y vivir con alegría
todas las primaveras.

                                         África Sánchez López

AÚN ARDE EL FUEGO

Aún arde el fuego
en los estallidos donde tu nombre
danzará por mucho tiempo,
echaré de menos la calma
a la que habíamos llegado,
esa paz anclada en los besos,
la sed saciada nada más verte,
la sorpresa de interrumpir mis versos,
esa calma que no regresará,
por no habernos defendido
de un acoso soterrado.
Hay serpientes con alma,
con alma de hierro,
levitado sarcasmo
donde poco a poco germinan
los fondos negros,
que sumidos en sombras
confunden al amor y dan miedo.
Ahora ya todo es cárcel y tristeza,
todo es confinamiento,
ya no podemos refugiarnos
en el abrazo,
ni en el beso,
ni siquiera en la mirada,
ni en el sexo,
ahora, no podemos recorrer
los ángulos de nuestros cuerpos,
ni acariciar el cansancio
ni descansar el deseo.
Ha vuelto la serpiente al árbol
y no hemos sabido extraerle el veneno,
la verdad,
es que hemos dejado
que ese oscuro líquido
nos fuera llenando
de llanto dolor y desconsuelo,
siempre nos quedarán los recuerdos
donde han ardido flores
de fortaleza y silencio,
ese forma tranquila de hacer el amor
con generosidad,
yo seguiré soñando tus abrazos,
seguiré haciendo el amor con la sombras,
esas, que la mutilada luz que ya no encuentro
del azul de tus ojos,
ha dejado impregnado en el techo,
y, cuando sienta en mi pecho,
el estertor tan conocido
ese, que me sumerja en lo vivido,
de lo que hemos sentido,
ese silencio que seguirá siendo
solo tuyo y solo mío,
podré volver a bailar encima de las mesas,
esperaré bailando que llueva
por si el agua arrastra el desconsuelo,
porque ningún veneno deje rastro
en mis recuerdos.
Y, aunque me queden muchas noches en vela
sin encontrar postura ni descanso,
con las ventanas abiertas, por si quisieras entrar,
seguiré soñando que te quejas de frío
y me levantaré a cerrar.

                                             África Sánchez López

CUIDADO

Existen mentes desguazando barro
sobre arboledas felices,
entre el barro, escondidos en humedades,
llevan simiente que esparcen
virus traidores llegando a las raíces
y con una peligrosa, falsa dulzura,
instigando el azoro y la sorpresa,
van llenando sin mesura,
de adarces la vida entera
en océanos de dolor.
Y la dicha que fluía
va perdiendo su color,
los pétalos se marchitan,
se va muriendo la flor.
Existen mentes, que, al salir de su escondite,
van sembrando desazón
matando la primavera.

A.S.L.

Cuidado

ESPERAMOS TU MIRADA(LUPE)

Amaneció el dolor
sin atormentarte en exceso,
puede que trataras de engañar
a tu consciencia
restándole importancia,
siendo, aquellos que te aman
la bombilla de sanar
tus temores de valiente
llevándote en volandas
con firme equilibrio
al universo silencioso
de un hospital.
Fuera esperaban
la incertidumbre y la rabia,
no saber duele,
solo sabían que tú luchabas,
que con tu vitalidad tan conocida
presentarías batalla.
A veces amiga
hasta la furia es bienvenida,
esa que ahora
consigue que camines,
aunque sea de momento
con ayuda.
Esperamos con ansia tu mirada,
para aprender de ti
a presentar batalla.

CONSCIENCIA  BOMBILLA  EQUILIBRIO  VITALIDAD  FURIA

África Sánchez López

SI TE PENSABA…QUIPO

Si te pensaba

sonaban las cuerdas

a lamento de clamor arrodillado,

una guitarra llorando

bordaba endechas

con asonante rima,

 una lágrima furtiva

se me antojaba dulce

por pura necesidad.

Si te pensaba

la música se mecía en las nubes

 con forma de galletas,

destrenzándose de la luna

para agarrarte por la cintura,

el viento, con un susurro,

por pura necesidad

consiguió hacerte bailar

la danza que todo lo cura.

Si te pensaba

te colocaba en Ibiza

sano y con tu familia

a las teclas de un piano

creando instantes dichosos.

Un pétalo de amistad

me regalabas,

amigo, si te pensaba.

GUITARRA  GALLETAS  SUSURRO  IBIZA  PÉTALO.

ÁFRICA SANCHEZ LÓPEZ

AMAR, ES LA VICTORIA

No podrá este difícil presente
arrebatar de tu frente
la hermosura en tu mirada,
todos los amaneceres,
yo te pienso,
para eso, no necesito conocerte,
te siento y mi despertar
lo hago tuyo,
te mando mil victorias ya ganadas
con la única inquietud
de que lleguen todas,
a cubrir de fuerza tu soledad temporal,
saldrás con una fortaleza
más limpia, más blanca,
con más familia, aparte de la tuya,
con la complicidad de la luna,
la luz de un sol generoso,
un mundo dispuesto a luchar,
a darlo todo por el otro…
después de reflexionar.
La victoria final es amar.

HERMOSURA DESPERTAR INQUIETUD BLANCA LUCHAR

África Sánchez López

LA PALOMA MENSAJERA

Se ha posado sin estruendo

en tu ventana,

buscando en tu mirada

la medida de tu crecimiento,

lleva en su gorjeo mi mensaje

y, en la serendipia de su visita

encontrarás nuevos silencios

que te hablarán

de un planeta nuevo.

Te pienso cada día

cada instante te siento,

quisiera  hacer el camino

de los héroes que llegan a cuidarte,

ser, uno de ellos,

y prometerte con los ojos

abrazos y besos

que no puedo darte,

pero me conformo con mandarte

la paloma mensajera

con todos mis pensamientos,

llevando en su pico

 la raíz de un te quiero.

CRECIMIENTO  SERENDIPIA  PLANETA  CAMINO  RAIZ

África Sánchez López

es_ESSpanish
es_ESSpanish